¡Qué onda, carnales!

Yo sé que a todos ustedes les encanta tomar cerveza, si no, no estuvieran aquí leyendo esto. Pero quizás no todos sepan cuáles son los ingredientes que le dan vida a nuestra bebida favorita. Es por eso que vamos a darle una repasada a los 4 componentes principales que contiene una cerveza. Sin embargo, hay que aclarar que estos tampoco son obligatorios, en general depende mucho del estilo y del sabor que se busque, pero, aun así, estos son los que componen a la mayoría de las cervezas. Sin más que decir, vamos a ello.

Agua

El primero de ellos y el que más abunda en toda la receta de la cerveza, es el agua. Así es, nuestro líquido vital es el principal componente al momento de la elaboración de cerveza, pero, de hecho, no se puede usar cualquier tipo de agua para todas las cervezas. Algunos estilos de chela solo pueden conseguirse con agua que cumple con ciertas características.

Por ejemplo, algunos estilos requieren de un agua con un pH más alto o a veces se requiere ciertos minerales esenciales. Es por este motivo que en la antigüedad había estilos de cheve que solo se conseguían en regiones particulares del mundo, pero actualmente esto ya no sucede porque es muy sencillo manipular las propiedades del agua.

Malta

La malta es la responsable del color, aroma, dulzor y sabor en general del sabor final de la cerveza. Este es un ingrediente particular, ya que puede estar preparada de diferentes tipos de granos (generalmente el de cebada) que son sometidos a un proceso de “malteado”. Este proceso consiste en germinar de manera controlada para después interrumpir el proceso, ponerlas a secar y finalmente tostarla.

Dependiendo de la temperatura y el tiempo que se tueste la malta, adquiere cierta tonalidad y sabor que repercutirá directamente al sabor de la cerveza. Algunos tipos de maltas son la Pale Ale, Pilsen, Viena y Munich, que como se puede ver, le dan el nombre al estilo de cheve.

Lúpulo

Nuestro siguiente ingrediente es la flor de lúpulo. Esta pequeña planta verde es la que se encarga de darle el amargor y uno que otro sabor muy particular a la cheve. Este sabor se obtiene al momento de hervir la flor dentro del mosto (Ya hablaremos de él después), es aquí cuando libera un químico conocido como humulona y es este compuesto el que le otorga el amargor el cual finalmente se mide en IBUS o Unidades internacionales de Amargor por sus siglas en inglés.

Dependiendo de en donde sea sembrado el lúpulo puede adquirir propiedades que le otorgan sabores particulares a la cheve. Un ejemplo son las Pilsner alemanas como nuestra Helium que utilizan lúpulo Tettnanger, Hallertauer y Spalt los cuales otorgan sabores a hierbas frescas y flores.

Levadura

Llegamos al último ingrediente, pero para nada el menos importante, ya que este es el ingrediente que se encarga de comerse los azúcares y crear el alcohol que tendrá la cerveza. Y quizás parezca una broma de mal gusto, pero este compuesto es un hongo, pero uno unicelular que se encarga de transformar los azúcares en alcohol.Actualmente existen bastantes variables de levaduras, sin embargo, las podemos catalogar en 3 principales: Ale, Lager y las de fermentación espontánea, está última hace referencia a las levaduras que se dan en el medio ambiente y llevan a cabo un proceso más natural y menos controlado de fermentación.